Category Archive General

El moquillo en perros. ¿Qué es y cómo se manifiesta?

El moquillo canino (también llamado distemper canino) es una enfermedad que habitualmente afecta a perros jóvenes durante los primeros meses de edad, aunque algunos también lo pueden manifestar en la edad adulta. Actualmente gracias a la vacuna ya no es tan frecuente en nuestras mascotas, pero sí ocasionalmente nos encontramos con pacientes infectados por este virus.

El moquillo o Distemper canino es una enfermedad muy contagiosa que puede afectar al aparato respiratorio, sistema digestivo y / o sistema nervioso. Es una enfermedad grave y de pronóstico muy reservado dado que muchos de los animales afectados pueden morir a consecuencia de los signos clínicos que ocasiona el virus.

 

¿Cuáles son los síntomas del moquillo en perros?

Los signos clínicos son diversos y se pueden dar todos juntos o por separado.

Es frecuente que el animal empiece con fiebre y / o con un cuadro de diarreas que no responden a ningún tratamiento. Las diarreas pueden ser de blandas a muy líquidas.

También se puede dar iniciando un cuadro de tos que cada vez va a más, creando una neumonía vírica que si no se detecta a tiempo, a menudo acaba con la vida del animal.

Los signos neurológicos pueden ser diversos. Los más frecuente son la aparición de crisis convulsivas que pueden ir desde pequeños temblores o mioclonías hasta crisis cumplidas tonicoclónicas. Alteraciones en el estado mental, paresia o dificultad para coordinar las extremidades pueden ser signos presentes.

También pueden producirse dermatitis, descamaciones de la piel de la nariz y almohadillas de las patas.

 

¿Cómo se diagnostica el “moquillo” o moquillo canino?

Debido a que los síntomas más característicos de esta enfermedad no se presentan hasta que está más avanzada, o que algunos de los síntomas son comunes a otras infecciones bacterianas y virales, se requieren pruebas específicas para confirmar que se trata de esta enfermedad.

El diagnóstico del “moquillo” o distemper se hace mediante la detección de material genético del virus en la sangre utilizando la PCR como método diagnóstico. Se coge muestra de conjuntiva o tonsila o líquido cefalorraquídeo y el laboratorio detecta el virus en estas muestras.

Es importante avisar al criador o al lugar de origen del cachorro de que hay un caso de maquillo diagnosticado dado que se una enfermedad muy contagiosa y con alta mortalidad que puede afectar a cachorros de la misma camada.

 

¿Cuál es el tratamiento del moquillo canino?

No existe ningún tratamiento que permita eliminar el virus una vez ya se ha manifestado. La única terapia que se puede administrar es para paliar los signos clínicos y limitar que sigan avanzando las posibles infecciones bacterianas aparecidas consecuencia del moquillo o “moquillo”. Ante la aparición de convulsiones se pueden utilizar fármacos anticonvulsivos y, ante la dificultad respiratoria se puede paliar con oxigeno como terapia.

Es importante acudir a su veterinario lo más rápido posible, cuanto antes se detecte esta enfermedad y se comience el tratamiento, mejor será el pronóstico.

 

¿Como prevenir el moquillo canino?

La mejor medida de prevenir el “moquillo” o Distemper canino es la vacunación. Su veterinario le asesorará de cuál es el plan vacunal que debe seguir su mascota para inmunizarse ante esta grave enfermedad.

Si tiene cualquier duda del calendario o plan vacunal que debe seguir su mascota nos puede llamar al Hospital Veterinario Garbí y os informaremos.

Si su mascota sufre alguno de los síntomas descritos anteriormente no dude en llamarnos lo más rápido posible al 93 7599 15 70 o venir a vernos en la Carretera NII km 643 de Cabrera de Mar, a cinco minutos de Mataró y 3 minutos de Vilassar.

Inhalación de una espiga en perros – Caso Clínico

¡Cuidado con las espigas!

Con el verano llegaron las espigas y aunque la gran mayoría afectan a la nariz y  los oídos algunas pueden recorrer la totalidad de las vías respiratorias y alojarse en los pulmones tal como le sucedió a Leo, un simpático y travieso perrito que luego de varios días de haber ido de paseo a la montaña comenzó a manifestar dificultad para respirar y su estado de ánimo ya no era el mismo.
 

Lobectomia pulmonar por espiga

El equipo del Hospital Veterinario Garbí indicó realizar una traqueobroncoscopia y Tac de tórax en donde se vió afectado un lóbulo pulmonar y la principal sospecha era un cuerpo extraño vegetal, por lo se realizó una cirugía torácica para extraer dicho lóbulo pulmonar.
 

Tac de la zona afectada

Pulmón lesionado con la espiga extraída

Tubo torácico

 
La cirugía fué todo un éxito y la recuperación de Leo fué instantánea. Después de los controles de rutina quitamos los puntos de la herida y Leo ya estaba listo para volver a sus andanzas!
 
 
Las espigas son uno de los problemas más habituales en perros en esta época del año. Debido a su forma de flecha con punta afilada, es muy fácil que se claven en la piel, ojos, orejas o naríz de nuestra mascota. En estos casos es muy importante actuar con rapidez para evitar complicaciones graves. Podéis consultar aquí qué síntomas pueden aparecer si tu mascota se ha clavado una espiga.
 
Si sospecháis que vuestra mascota puede haber inhalado una espiga debéis poneros en contacto con vuestro veterinario lo más rápido posible para valorar la situación y evitar que corra peligro. Para cualquier consulta o pedir una cita nos podéis llamar al Hospital Veterinario Garbí al teléfono 93 759 15 70.

Los perros y el miedo a las tormentas y a los truenos

La fobia a los truenos y relámpagos es muy común en los perros y recibe el nombre de Brontofòbia. Según un estudio realidad en la Universidad de Pensilvania (EE. UU.), Entre un 15% y un 30% de los perros tienen miedo a las tormentas.

Los perros tienen más oído que nosotros, lo que hace que sientan el ruido de los truenos con mucha más intensidad. Normalmente sabemos que tienen miedo a los truenos o a las tormentas porque se esconden, ladran, rascan, o incluso, se orinan encima.

 

¿Qué puedo hacer para calmar a un perro con miedo a las tormentas?

A continuación os dejamos algunos consejos que ayudarán a calmar a vuestra mascota en caso de que sufra fobia a los truenos y los relámpagos.

 

Estar tranquilo y con naturalidad a su lado.

Si estás nerviosos o intranquilos vuestro perro lo detectará y se pondrá aún más nervioso. No lo castiguéis por estar nervioso, sólo haría que tuviera más miedo y ansiedad.

Tampoco el acariciéis o intente tranquilizarlo con exceso, ya que le enseñaría que su conducta miedosa resulta agradable y buena para vosotros. Es muy importante estar tranquilo y actuar con normalidad.

 

Deja que tu perro se esconda donde quiera

Los truenos son ruidos fuertes e intensos para ellos (aunque más que para nosotros). Es probable que vuestra mascota busque un refugio donde esconderse y sentirse protegido (su camita, bajo su cama, detrás del sofá, …), un lugar donde se amortigüe el sonido de los truenos y no vea los relámpagos . En caso de no tener refugio podéis ayudarle a buscar uno. Poned su camita donde él se sienta más seguro.

 

Si tiene una juguete preferido, llévale a su refugio

Morder un peluche le relajará mentalmente y le ayudará a liberar su ansiedad. También podéis hacer juntos juegos de buscar antes y durante la tormenta, ayudará a olvidarse de ella y a concentrarse en el juego. Si vuestra mascota está demasiado asustada para participar en el juego, esperad y volved a intentarlo más tarde. Es importante no dejar que el miedo acapare toda su atención durante la tormenta.

Música de fondo, música instrumental y relajante harán que no perciba con tanta intensidad el ruido de los truenos.

Insensibilizar a vuestra mascota al sonido de los truenos o los relámpagos no es fácil y es posible que necesite la ayuda de un veterinario o un especialista para solucionarlo. La insensilización debe ser un proceso gradual y suele ser largo. Su mascota debe acostumbrarse al sonido de los truenos y ver que es algo normal.

Esperamos que estos consejos le ayuden y que con paciencia y mucho amor consiga que sus mascotas estén tranquilas en días de tormenta. Para más información nos puede llamar al 93 759 15 70 y pedir una cita.

Paciente con politraumatismo – Caso clínico

 

Empezamos la semana presentándose el caso de Kira, una cachorrita de Golden que, con tan sólo 9 meses, ha tenido que luchar para recuperarse de un politraumatismo muy grave.

La semana pasada la Kira fue atropellada por un camión y, como consecuencia del trauma, desarrolló una hemorragia pulmonar que comprometía gravemente su vida. Inmediatamente fue referida al Hospital Veterinario Garbí donde el equipo de UCI (cuidados intensivos) puso en marcha el protocolo para pacientes con politraumatismo.

 

 

 

Este tipo de pacientes son especialmente delicados, ya que presentan muchos de sus sistemas afectados que deben tratarse individualmente y por orden de prioridades, además de estar preparados para detectar y controlar todas las complicaciones que pueden aparecer durante las primeras 48 horas (como hemorragias cavitarias).

 

En este caso teníamos una hemorragia pulmonar severa y una afectación a la médula espinal. Después de 72 horas hospitalizada con monitorización continua y medidas activas para paliar la hipoperfusión, Kira ya se encuentra en casa con su familia haciendo reposo y terminando de recuperar la movilidad.

Todo el equipo del Hospital Veterinario Garbí y, en especial, el Servicio de Hospitalización y Cuidados Intensivos, se siente orgulloso y feliz de la rápida remontada que ha hecho esta luchadora!

Muchos ánimos Kira !!

 

El bosque encantado de Òrrius – Rutas familiares

¿Qué le parece un poco de magia y romanticismo para este fin de semana?

 

Si tiene el domingo libre, aparque por unas horas las obligaciones, las preocupaciones y las preocupaciones y permitidme os volver a ser el niño o la niña que todo el mundo lleva dentro. Os planteo una ruta donde, si dejar fluir la imaginación, puede ser el hombre de las cavernas, un hada, un trapecista encima de un elefante o un guerrero moai.

Sacudíos la pereza, preparar unas tostadas con tomate troceado y jamón dulce para coger fuerzas y diríjase hacia la población de Òrrius (Maresme). La ruta que haremos hoy es la excursión en el Bosque Encantado de Òrrius, unos 11 Km donde nos adentraremos en un bosque lleno de sorpresas.

 

Dejamos el coche en Òrrius y subimos hacia la parte más alta del pueblo desde donde sale el GR92. Entre las épocas de febrero y marzo podremos ver varias acacias con la majestuosa flor amarilla que dará brillo al inicio del camino. Este árbol no debe confundirse con la falsa acacia que es altamente tóxica para nuestras mascotas. Continuamos subiendo por la pista hasta llegar a la Ermita románica de San Bartolomé de Cabañas. A partir de aquí el tráfico de bicicletas será menor, por lo tanto, si vamos con más de un perro, podremos estar tranquilos.
Junto a la ermita nacen algunos lirios lilas que sí pueden dar algún tipo de irritación en la boca de nuestro perro si las muerde.

 

Continuamos subiendo siguiendo las indicaciones de ruta prehistórica adentrándonos en un bosque de pinos blancos y encinas. La primera parada será el Dolmen de Céllecs o la Cabana del Moro. Durante todo el recorrido, el suelo es arcilloso con piedras grandes y raíces fuertes. Hay que vigilar si hace tramos de esta ruta corrientes donde poner los pies, dado que si el coloque sobre alguna raíz, es posible que caiga! Para los cojinetes de su mascota no tiene que preocuparse en exceso dado que el suelo es muy poco abrasivo.

 

La segunda parada es el Plato de Molino o Plato del Rey, queda al margen izquierdo y es un gran bloque de granito con una superficie cóncava en la parte superior. Seguimos caminando hasta encontrarnos con el torrente de San Bartolomé que conserva todavía la parte más salvaje del bosque mediterráneo. Según la época del año bajará más o menos agua. El agua es limpia y puede ser un buen punto para que su mascota se refresque. Refréscate y recupere fuerzas, ya que a partir de aquí, viene una pequeña subida que seguro tendrá su recompensa!

 

Poco a poco vamos haciendo vía hacia arriba hasta encontrarnos con un gran elefante de piedra. Con mucho cuidado puede subir para ver una perspectiva diferente entre oreja y oreja del elefante. Justo detrás, se encuentra lo que parece que esté expresamente puesto para hacernos un beso de amor eterno.

  

¡Que tengáis un buen fin de semana!

Cómo viajar en coche con gatos

Los gatos son los reyes de la casa, son animales muy territoriales a los que no les gusta que les saquen de su entorno, y mucho menos, que los suban en un coche.

Sacar un gato de su entorno puede resultar un poco estresante. Es por ello que, si se trata de un viaje de uno o dos días, podrías plantearte si realmente vale la pena hacerle pasar este trance. Si es una estancia más grande, lo que podemos hacer es que poco a poco vaya conociendo qué es eso de ir en coche.

1. Preparar el transportín

Aunque por seguridad, no es la opción más recomendada, los perros pueden ir engantxats en un cinturón de atrás del coche. En el caso de los gatos, a excepción de algún caso muy raro, el transportín les ayuda a sentirse protegidos y más seguros. Busca un transportín grande, como mínimo debe poder moverse y dar la vuelta en su interior. Ten en cuenta donde el colocarás: el suelo detrás de los asientos (para evitar que se mueva), o en un asiento pegado con el cinturón. Tiene que ser un lugar ventilado (pero que no le dé el flujo del’aire directamente) y que no se mueva en caso de frenadas bruscas.

Un par de días antes de coger el coche pone alguna de sus juguetes dentro, una de sus mantas o alguna otra cosa que le guste mucho. Deja que interactúe con él, de esta manera se irá habituando y el día del viaje todo le resultará más familiar.

2. Prepara el cajón de arena

Si lo que tienes es muy grande, puedes fabricar uno con cartón. Si no tienes espacio suficiente, pon un empapador para evitar sorpresas y mantener su lugar limpio.

3. No le des de comer dos horas antes del viaje

Para evitar mareos evita darle de comer dos horas antes del viaje.

4. Realizar paradas sin salir del coche

Si se trata de un viaje largo, no olvides darle agua cada 1-2 horas y dejar que salga del transportín un rato que estire las patas dentro del coche. Aprovecha para acariciarlo y mimarlo.

Durante la parada, si hace calor, no dejes a tu gato encerrado en el coche, ni siquiera a la sombra,puede subir la temperatura del vehículo en cuestión de minutos y la temperatura elevata puede provocarle un golpe de calor.

5. Al llegar al destino ofrece un poco de comida

Aunque el principio no le apetezca porque no está habituado al lugar y necesite investigar, deja un poco de comida, seguro que una vez inspeccionada la zona se lo comerá.

Esperamos que disfrutes del viaje!

La recuperación del paciente tras una anestesia

La recuperación anestésica del paciente es el procedimiento en el que el objetivo es volver al paciente a su estado consciente en el que estaba antes de la cirugía. Es una de las fases en las que se produce un mayor número de accidentes y complicaciones.

En esta fase, los dos factores más importantes de controlar son la hipotermia y el dolor, por lo tanto, tenemos que utilizar fármacos especiales para evitar este sufrimiento y técnicas especiales para que los animales no pierdan o recuperen temperatura lo antes posible.

Del mismo modo que anestesiamos un animal de manera gradual, primeramente sedamos a la mascota y posteriormente inducimos la anestesia general, el despertar del animal se debe hacer de la misma manera, de forma progresiva y gradual. Si esta recuperación se hace de manera rápida y brusca, los pacientes, sobre todo los caninos, tienen despertares complicados.

Los pacientes felinos suelen tener mejor despertar que los perros, menos aquellos en los que el efecto de la ketamina pueda ser superior al deseado. En estos casos pueden sufrir alucinaciones y rigidez.

Hay razas específicas de perros que, hagamos lo que hagamos, es de esperar que tengan un mal despertar, estas razas son por ejemplo los galgos, los Akitas inu y los huskies.

Durante la recuperación anestésica, es de vital importancia controlar todas las constantes vitales como frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, CO2 expirado, oxígeno en sangre, polvo, color de las mucosas, presión arterial, etc., dado que cualquier cambio en la normalidad de estos parámetros permitirá actuar de forma precoz ante cualquier problema.

Durante el despertar anestésico y durante toda la recuperación el paciente llevará sueroterapia que permitirá mantener constante la presión arterial así como su hidratación.