Category Archive Especialidades

Manejo básico de Reptiles y Anfibios

Hay una gran diversidad de especies las que cada una de ellas requieren un manejo específico y diferente.

La evolución de ellos, dependerá del medio donde viven, por tanto, es muy importante conocer el tipo de especie que tenemos.

 

Alimentación

  • Uno de los mayores problemas es poder administrar una dieta equilibrada.
  • Si su dieta no es la adecuada, se negarán a comer.
  • Hay que conocer su alimentación natural.
  • En animales carnívoros, es aconsejable proporcionar presas muertas, ya que de esta manera evitaremos posibles lesiones a nuestro animal.
  • Generalmente, la mayoría de reptiles y anfibios carnívoros, tienden a la obesidad, debido a la sobre-alimentación que se les da.
  • Es muy importante proporcionar una dieta variada, sobre todo en vegetales, una menor cantidad de fruta y suplementos vitamínicos y calcio.

 

Habitáculo y Mantenimiento

  • Son animales ectodérmicos, es decir, dependen de la temperatura del exterior para regularse.
  • Si la temperatura ambiental es inferior a la óptima, el animal entrará en un estado de hipotermia, lo que hará que su metabolismo disminuya y que la respuesta inmunitaria se vea afectada.
  • Hay varios productos para mantener la temperatura del habitáculo, pero es muy importante que sean seguros ya ser posible, fuera del terrario para evitar quemaduras.
  • Para poder llevar un control de la temperatura, habrá que hacer uso del Termómetro.
  • En el caso de las serpientes, no harán una correcta muda si la humedad es inferior a la óptima para la especie.Aunque, tampoco es bueno que haya un exceso de humedad, ya que puede provocar Dermatitis.
  • Para poder mantener la humedad, haremos uso de unos “sprays” para refrescar el habitáculo, varias veces al día o con bañeras y plantas vivas.
  • El porcentaje de humedad que necesita un reptil terrestre en el terrario, es de: 60-90% en especies como: Dragón de agua, Pitones, Tortugas. Y, entre un 30-70% en especie como: Serpientes falsa coral y la serpiente de maiz.
  • El habitáculo debe estar bien cerrado, es decir, que no pase por alto ningún agujero, ya que si no se podrían escapar. Debe estar bien ventilado, con un sustrato y un material fácil de cambiar, de limpieza y desinfección.
  • La higiene del ambiente y del agua es muy importante en el caso de los anfibios, debido a su piel tan delicada y permeable.
  • Sería necesario que dentro del habitáculo haya áreas donde el animal pueda sentirse protegido / resguardado, para así evitar que tenga ganas de huir y lesionarse.
  • Debemos ofrecer luz unas 12 horas al día. Muchas especies también necesitan luz UV, para la producción de Provitamina D. En cambio, en el caso de las serpientes les ayuda a estimular patrones naturales de comportamiento, como la reproducción.
  • No debe haber plástico entre el animal y la luz, ya que si no no permite el paso de la fracción de UV de la luz.

 

Al Hospital Veterinario Garbí contamos con un veterinario especialista en animales exóticos con una gran trayectoria profesional para poner remedio a cualquier problema que pueda tener su mascota.

Llámenos al teléfono 93 759 15 70 y pida una cita.

Oncología y Quimioterapia en Medicina veterinaria

Citología de un Mastocitoma Intestinal

El desarrollo de la oncología veterinaria ha hecho posible que cada vez se traten más mascotas de cáncer tal como se trata cualquier otra enfermedad crónica. Se estima que un 25% de los perros y gatos padecerá cáncer a lo largo de su vida, siendo ésta, la causa de muerte en la mitad de las mascotas mayores de 10 años. En los últimos años, el aumento de los conocimientos y evidencia científica por parte de los veterinarios en esta área, ha hecho posible que en los centros veterinarios ofrezcan tratamientos quimioterápicos junto con otras modalidades terapéuticas (cirugía, radioterapia o inmunoterapia) a un creciente número de propietarios que pide opciones de tratamiento para sus mascotas diagnosticadas de cáncer.

Administración de Doxorrubicina

Sistema cerrado de administración de quimioterapia

La quimioterapia, a pesar de ser una palabra que simplemente significa tratamiento médico mediante el uso de susbstàncies químicas, se asocia frecuentemente con el uso de fármacos citotóxicos para el tratamiento del cáncer. Estos fármacos no sólo se componen de soluciones inyectables que se administran vía intravenosa sino que también pueden ser tan simples como píldoras orales. La quimioterapia como modalidad única de tratamiento es una terapia paliativa que raramente cura el paciente, al igual que sucede con otras enfermedades crónicas (insuficiencia renal crónica, enfermedad cardíaca congestiva, enfermedad inflamatoria intestinal, etc) que tratamos en la clínica diaria. Es el tratamiento de elección para neoplasias hematopoyéticas, neoplasias con alta tasa de metástasis después de la cirugía (adyuvante), neoplasias inoperables o para reducir el tamaño de estas antes de una posible cirugía (neoadyuvante – citorreducción).

 

Radiografía de un Carcinoma pulmonar primario

El objetivo principal del tratamiento quimioterápico en nuestras mascotas con cáncer es tratar la enfermedad y, a la vez, mantener o mejorar la calidad de vida durante el máximo tiempo posible. Por este motivo, tanto la dosis como la intensidad del tratamiento son, de forma extrapol·lada, mucho menores que en medicina humana. Es, en general, bien tol·lerada por parte de nuestros pacientes, siendo la minoría la que manifiesta efectos adversos. Su mecanismo de acción implícitamente relacionado con la tasa de replicación celular: las células con alta tasa de replicación (células tumorales, epitelio digestivo, médula ósea y cuero cabelludo en algunas razas) serán las más sensibles. Será importante monitorear el hemograma y los posibles signos gastrointestinales que puedan aparecer durante el tratamiento y anticiparse para que no afecten a la calidad de vida de nuestro paciente.

Es nuestra responsabilidad establecer y mantener un alto grado de comunicación con los propietarios de estos animales con el fin de asegurarnos de que entienden el pronóstico del paciente, el objetivo del tratamiento y sus posibles efectos adversos. Sin este vínculo entre propietario y veterinario es imposible alcanzar el objetivo citado anteriormente. La comunicación debe ser clara y transparente durante todo el proceso y requerirá la asunción por parte de todos sobre qué camino tomar.

 

La oncología veterinaria es una Especialidad multidisciplinar que, en la mayoría de los casos que se nos presentan, requiere implicación de diferentes campos: citología, patología clínica y histopatología, medicina interna, diagnóstico por imagen, cirugía y, incluso, medicina de urgencias y cuidados intensivos. En el Hospital Veterinario Garbí disponemos de un servicio completo de Oncología dirigido por Lluís Benítez, y que dispone de personal cualificado en cada una de sus disciplinas para poder ofrecer lo mejor a nuestros pacientes oncológicos.