Category Archive Alerta

Servicio a Domicilio para los afectados por el Coronavirus

Coronavirus, servicio a domicilio

Intensificamos el SERVICIO A DOMICILIO y aplicamos LA TELEMEDICINA para todas aquellas personas que, de una manera u otra, se encuentran afectadas por la infección por coronavirus.

El cribado de los pacientes se hará mediante conversación telefónica con el PROPIETARIO y si por algún motivo no te puedes desplazar hasta el Hospital Veterinario Garbí pero quieres que tu mascota esté en las mejores manos, no te preocupes, lo hacemos nosotros para ti aplicando las medidas de protección adecuadas.

Muchas visitas y tratamientos se pueden realizar a domicilio (consultas, revisiones, vacunas, microchip, analíticas, …). También puedes aprovechar y pedir pienso u otros productos que necesites.

No dejes que tu mascota esté desprotegida, llámanos al 937591570 y pide una cita a domicilio!

Algunas de las poblaciones que abarcamos son Mataró, Cabrera de Mar, Vilassar de Mar, Vilassar de Dalt, Premià de Mar, Premià de Dalt, Cabrils, Argentona, El Masnou, Alella, Teià, Montgat, Tiana, Dosrius, entre otros , para que ningún animal se quede sin la atención necesaria.

“Siempre al servicio de sus mascotas”.

 

¿Qué es la Leishmaniosis y cómo prevenirla?

¿Qué es la Leishmaniosis canina?

La Leishmaniosis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito (protozoo microscópico) llamado Leishmania, transmitido a través de la picadura del famoso mosquito flebótomo. La Leishmaniosis puede llegar a ser muy grave si no se trata, llegando a afectar a todos los órganos y en casos graves incluso causar la muerte. Es por ello que prevenir esta enfermedad es muy importante.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la Leishmaniosis?

Los síntomas de la Leishmaniosis pueden ser muy variados, y no todos los perros que sufren esta enfermedad presentan las mismas lesiones.

El síntoma más habitual es la pérdida de pelo en zonas como las orejas, la cola, alrededor de los ojos o la nariz. También heridas en la piel, especialmente en la cabeza y las patas, en áreas que están en contacto con el suelo cuando el perro está tumbado o sentado. A medida que la enfermedad va avanzando, el animal va perdiendo peso (aunque sigue comiendo con normalidad), y en muchos casos, aparecen síntomas relacionados con insuficiencia renal. Otros síntomas asociados a la leishmaniasis son el sobrecrecimiento de las uñas, lesiones oculares, diarreas, anemia, problemas articulares, entre otros.

Si crees que tu perro puede sufrir Leishmaniosis es importante ir a tu veterinario lo antes posible para poder realizarle las pruebas pertinentes para diagnosticar y tratar la enfermedad.

 

¿Cómo puedo prevenir la Leishmaniosis?

La mejor manera de combatir esta enfermedad es mediante la prevención. Existen muchos productos que te ayudarán a proteger a tu mascota. Actualmente no existe ninguna que ofrezca una protección 100% contra la picadura del mosquito flebótomo, pero si extreme las medidas de precaución y prevención, podemos conseguir una protección del 95%.

Estas medidas son:

  • Utilizar pipetas y / o collares repelentes. Es importante consultar a tu veterinario si lo que está utilizando protege del parásito de la Leishmania.
  • Utilizar la vacuna preventiva contra la Leishmania. Si aún no la conoces nos puede llamar al 93 759 15 70 y le informaremos.
  • Evitar que duerma en el exterior durante los meses de más calor.
  • Utilizar repelentes de mosquitos y mosquiteras.

 

¿En qué consiste el tratamiento contra la Leishmaniosis?

La Leishmaniosis es una enfermedad grave si no se trata a tiempo y no existe una cura definitiva, es por eso, que es tan importante prevenir.

El tratamiento de la Leishmaniosis es un tratamiento para toda la vida y cada animal debe ser diagnosticado y tratado de manera específica. No todos los perros responden de la misma manera. Actualmente los tratamientos utilizados consiguen disminuir y controlar la sintomatología significativamente.

 

¿Qué le pasará a mi perro que tiene Leishmaniosis?

Cada animal evoluciona de manera diferente, pero si se sigue el tratamiento correctamente, en muchos casos la recuperación puede ser prácticamente definitiva. La Leishmaniosis no tiene cura, pero con el tratamiento adecuado algunos perros son capaces de controlar la infección durante toda su vida y no volver a mostrar síntomas de la enfermedad.

En otros casos, los perros parecen completamente recuperados la mayor parte del tiempo, pero en algún momento de su vida recaen mostrando de nuevo síntomas de la Leishmaniosis.

En algún caso, si no se detecta a tiempo la patología o el animal no responde correctamente al tratamiento, puede que la Leishmaniosis haya afectado ya órganos vitales del animal y, esto puede llegar a desencadenar la muerte del animal.

Es muy importante tomar medidas de prevención para disminuir el riesgo de contraer esta enfermedad durante todo el año, y extremar estas precauciones durante los meses de más calor. Prevenir es la mejor cura contra la Leishmaniosis.

 

En el Hospital Veterinario Garbí luchamos cada día para conseguir 0 enfermos de Leishmania en el año 2020. Por ello, para garantizar la mejor salud para sus mascotas, iniciamos la campaña de detección precoz y prevención de esta enfermedad. De esta manera podremos administrar un tratamiento más eficaz en aquellos animales que desgraciadamente se hayan infectado durante los meses de verano y podremos iniciar una correcta prevención frente la enfermedad en 2020.

Para más información puede llamar 93 759 15 70, hospital veterinario abierto las 24 horas.

El golpe de calor – Prevención, causas, síntomas y tratamiento

Ya llega el buen tiempo y el calor, y ahora más que nunca, nos apetece salir y disfrutar de la montaña o la playa, pero debemos tener en cuenta que es en esta época cuando tenemos que vigilar que nuestra mascota no sufra un golpe de calor.

 

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una reacción que se produce cuando la temperatura corporal de nuestra mascota aumenta muy rápidamente y su organismo no es capaz de compensarla, lo que produce una disfunción multiorgánica que, incluso, puede provocar la muerte de el animal.

Nuestras mascotas no termo regulan igual que nosotros. En el caso de los perros, no disponen de glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, únicamente pueden regular su temperatura mediante los jadeos y eliminar el sudor a través de los cojinetes de sus patas. Estos hechos hacen que si su temperatura corporal aumenta considerablemente puedan sufrir un golpe de calor y sus consecuencias pueden ser irreversibles.

 

Cómo evitar un golpe de calor

Para prevenir que su mascota sufra un golpe de calor hay que evitar paseos y esfuerzos en horas de mucho calor, especialmente en mascotas con problemas de insuficiencia respiratoria o cardíacos.

También es importante proteger a nuestras mascotas del calor, proporcionarles sombra y nunca dejarlos en un lugar cerrado con poca ventilación en horas de sol. ¡No dejar nunca a su perro en el coche solo!

Durante los paseos, recuerde llevar siempre agua fresca.

Reduzca el ejercicio después de comer. Siempre es mejor darle la comida al volver del paseo.

 

Síntomas del golpe de calor

Unos de los síntomas más evidentes del golpe de calor son la aceleración del ritmo cardíaco del perro, jadeos con babas y una respiración muy rápida y nerviosa.

La temperatura corporal de un perro es de 38ºC – 39ºC. Si está sufriendo un golpe de calor puede llegar a más de 41ºC.

Un golpe de calor produce una disminución de azúcares y sales. Es frecuente que pueda presentar temblores, debilidad muscular y falta de equilibrio. En algunos casos incluso vómitos y diarreas.

Debido a la falta de oxigenación en la sangre, sus mucosas y encías pueden tener un color azulado.

Si no actuamos con rapidez, nuestro perro podría perder la conciencia, sufrir daños como hemorragias, insuficiencia renal o hepática, o incluso, un falso multiorgánico.

 

Qué hacer con un golpe de calor

Ante la sospecha de que nuestro perro está sufriendo un golpe de calor debemos actuar de manera rápida y eficiente. Mientras contactamos con nuestro veterinario, podemos aplicarle unos primeros auxilios que evitarán daños mayores:

  • Mover al animal a una zona con sombra y donde corra el aire.
  • Mojarle los cojinetes con agua
  • Aplicarle agua fría en la nariz, zona axilar y zona inguinal
  • Intentar que beba agua a temperatura ambiente en pequeñas cantidades, para que vaya estabilizando sus niveles de hidratación.

Es muy importante que su temperatura corporal baje poco a poco, con mucho cuidado, ya que si bajara de forma muy brusca podría ser contraproducente, e incluso, causar la muerte. Por ello, es importante:

  • No hacer baños de agua fría o ponerlo a una bañera de golpe
  • No darle de beber agua fría si el animal está muy agitado o inconsciente

Es muy importante acudir al veterinario más cercano para que puedan atender a nuestra mascota de urgencia aunque pensemos que la situación está controlada ya que pueden aparecer consecuencias hasta 72 horas después de sufrir el golpe de calor.

 

Si cree que su mascota puede estar sufriendo un golpe de calor puede llamarnos al 93 759 15 70 y le informaremos de todo. El Hospital Veterinario Garbí (hospital de referencia en el Maresme) está abierto las 24 horas, siempre preparados para cualquier urgencia veterinaria que pueda tener tu mascota.

¡Cuidado con las espigas!

Uno de los motivos de consulta de urgencias veterinarias muy frecuente con la llegada del calor son los problemas causados ​​por las espigas, que no sólo afectan perros y gatos que vayan al campo, también podemos encontrar espigas en los parques, solares y zonas urbanizadas.

Las espigas tienen una forma aserrada y punzante que les permiten clavarse con mucha facilidad, y al mismo tiempo, que sea muy difícil que salgan o se desclavado por sí solas, penetrando más y más con el tiempo.

 

¿Qué síntomas pueden aparecer y cuáles donde los lugares más frecuentes donde se pueden encontrar?

Espigas en el interior de los oídos y ojos:

  • Sacudida y movimientos bruscos de la cabeza
  • Inclinación de la cabeza a un lado
  • Oreja más baja en el lado afectado
  • Dolor si tocamos la base de la oreja
  • Otitis oído externo
  • Perforación del tímpano
  • Inflamación del ojo
  • úlceras corneales

Si la espiga se encuentra en las fosas nasales:

  • Estornudos constantes y fuertes
  • Arruga el morro y el rasca contra objetos o el suelo
  • Sangrado por las fosas nasales

También podemos encontrar espigas en las zonas interdigitales (entre los dedos) o en la zona plantar.

Es importante que después de un paseo por el campo o una zona de espigas revisemos bien todas aquellas “zonas problemáticas”. Hay zonas difíciles de comprobar. Si su mascota empieza a sacudir la cabeza bruscamente, a rascarse el ojo, o a estornudar de forma continuada, es posible que tenga una espiga en el oído, ojo o nariz respectivamente. En este caso, para poder extraer la espiga, deberá acudir a su veterinario de urgencias lo antes posible y, así, evitar complicaciones. Si esperamos, la espiga habrá ido profundizando y clavándose más, siendo más difícil su extracción y provocando infecciones y otros problemas más graves (fístulas, perforación del tímpano o úlceras en la córnea del ojo).

 

Si tiene cualquier duda o sospecha de que su perro o gato puede haber clavado una espiga, nos puede llamar al 93 759 15 70 o venir al Hospital Veterinario Garbí (a 5 minutos de Mataró y 3 minutos de Vilassar de Mar), abiertos las 24 horas para cualquier urgencia que pueda tener su mascota.

La procesionaria del pino ya está aquí!

ATENCIÓN! La procesionaria del pino ya está aquí!

Con este comunicado queremos alertar a nuestros clientes que desde inicios del mes de febrero se han empezado a detectar nidos de oruga procesionaria del pino en los parques y zonas boscosas de toda Cataluña.

 

La procesionaria o gusano del pino es la forma larvaria de la polilla Thaumetopoea polycampa, y se reconoce para construir sus nidos de seda en forma de bolsa en las copas del pinos (periodo fiebre-mayo).

 

Las orugas están rodeadas de unos pelos urticantes que pueden causar graves lesiones, y la mayoría de veces requieren de atención veterinaria.

 

 

 

 

Cómo afecta a nuestros animales

Las lesiones más comunes, y por suerte las más benignas, suelen ser a la lengua y labios donde provocan desde inflamaciones leves en las zonas de contacto hasta necrosis importantes de lengua y / o paladar. Las lesiones más graves requieren de hospitalización, tratamiento intensivo, cuidados diarios, alimentación asistida mediante sondas e incluso cirugía correctora.

 

 

 

 

 

A veces, algunos animales pueden llegar a tragarse la oruga provocando lesiones en esófago y estómago como esofagitis, necrosis esofágica, perforación esofágica, gastritis y úlceras gástricas.

 

El viento puede actuar como vehículo de propagación de las espículas de estas orugas, y se ha relacionado con casos de animales con lesiones oculares graves como queratitis corneal, uveítis anterior, quemosis e hiperemia conjuntival. Los pelos urticantes penetran en la córnea y son muy difíciles de quitar, por eso la mayoría de animales afectados necesitan cirugía reconstructiva para reparar los daños causados.

 

Hasta ahora hemos hablado de las lesiones a nivel local pero el efecto irritante puede llegar a afectar a nivel sistémico. En algunos casos se desencadena una reacción alérgica que puede evolucionar a shock anafiláctico y comprometer gravemente la vida de los animales. Si la reacción de hipersensibilidad es más leve podemos observar vómitos y / o diarreas.

El pronóstico del proceso depende de la gravedad de las lesiones y el alcance de los órganos afectados pero con la eliminación de los pelos y tratamiento médico se suele conseguir un buen resultado clínico.

 

Si sospecha que su mascota ha podido entrar en contacto con la procesionaria del pino le recomendamos que se ponga en contacto con el Hospital Veterinario Garbí en el teléfono 93 759 15 70 para recibir asesoramiento.