El moquillo en perros. ¿Qué es y cómo se manifiesta?

El moquillo en perros. ¿Qué es y cómo se manifiesta?

El moquillo canino (también llamado distemper canino) es una enfermedad que habitualmente afecta a perros jóvenes durante los primeros meses de edad, aunque algunos también lo pueden manifestar en la edad adulta. Actualmente gracias a la vacuna ya no es tan frecuente en nuestras mascotas, pero sí ocasionalmente nos encontramos con pacientes infectados por este virus.

El moquillo o Distemper canino es una enfermedad muy contagiosa que puede afectar al aparato respiratorio, sistema digestivo y / o sistema nervioso. Es una enfermedad grave y de pronóstico muy reservado dado que muchos de los animales afectados pueden morir a consecuencia de los signos clínicos que ocasiona el virus.

 

¿Cuáles son los síntomas del moquillo en perros?

Los signos clínicos son diversos y se pueden dar todos juntos o por separado.

Es frecuente que el animal empiece con fiebre y / o con un cuadro de diarreas que no responden a ningún tratamiento. Las diarreas pueden ser de blandas a muy líquidas.

También se puede dar iniciando un cuadro de tos que cada vez va a más, creando una neumonía vírica que si no se detecta a tiempo, a menudo acaba con la vida del animal.

Los signos neurológicos pueden ser diversos. Los más frecuente son la aparición de crisis convulsivas que pueden ir desde pequeños temblores o mioclonías hasta crisis cumplidas tonicoclónicas. Alteraciones en el estado mental, paresia o dificultad para coordinar las extremidades pueden ser signos presentes.

También pueden producirse dermatitis, descamaciones de la piel de la nariz y almohadillas de las patas.

 

¿Cómo se diagnostica el “moquillo” o moquillo canino?

Debido a que los síntomas más característicos de esta enfermedad no se presentan hasta que está más avanzada, o que algunos de los síntomas son comunes a otras infecciones bacterianas y virales, se requieren pruebas específicas para confirmar que se trata de esta enfermedad.

El diagnóstico del “moquillo” o distemper se hace mediante la detección de material genético del virus en la sangre utilizando la PCR como método diagnóstico. Se coge muestra de conjuntiva o tonsila o líquido cefalorraquídeo y el laboratorio detecta el virus en estas muestras.

Es importante avisar al criador o al lugar de origen del cachorro de que hay un caso de maquillo diagnosticado dado que se una enfermedad muy contagiosa y con alta mortalidad que puede afectar a cachorros de la misma camada.

 

¿Cuál es el tratamiento del moquillo canino?

No existe ningún tratamiento que permita eliminar el virus una vez ya se ha manifestado. La única terapia que se puede administrar es para paliar los signos clínicos y limitar que sigan avanzando las posibles infecciones bacterianas aparecidas consecuencia del moquillo o “moquillo”. Ante la aparición de convulsiones se pueden utilizar fármacos anticonvulsivos y, ante la dificultad respiratoria se puede paliar con oxigeno como terapia.

Es importante acudir a su veterinario lo más rápido posible, cuanto antes se detecte esta enfermedad y se comience el tratamiento, mejor será el pronóstico.

 

¿Como prevenir el moquillo canino?

La mejor medida de prevenir el “moquillo” o Distemper canino es la vacunación. Su veterinario le asesorará de cuál es el plan vacunal que debe seguir su mascota para inmunizarse ante esta grave enfermedad.

Si tiene cualquier duda del calendario o plan vacunal que debe seguir su mascota nos puede llamar al Hospital Veterinario Garbí y os informaremos.

Si su mascota sufre alguno de los síntomas descritos anteriormente no dude en llamarnos lo más rápido posible al 93 7599 15 70 o venir a vernos en la Carretera NII km 643 de Cabrera de Mar, a cinco minutos de Mataró y 3 minutos de Vilassar.