Tos de las Perreras, qué es, síntomas y prevención

Tos de las Perreras, qué es, síntomas y prevención

Atrás quedan los días calurosos de sol y playa, de baños en lagos o pozas, de excursiones por la montaña y noches de vivac al aire libre. Y es que ahora nos viene otra época bonita del año, el otoño. Las temperaturas ya están bajando y ya podemos presentar los primeros síntomas de resfriados.

En nuestras mascotas también puede aparecer esta sintomatología de tos, mocos y conjuntivitis. A menudo nos encontramos en la consulta a propietarios que nos llaman o nos vienen a ver asustados para que su mascota parece que “se haya clavado algo en el cuello y lo quiera sacar”.
Los perros pueden presentar una tos seca que, a menudo, termina con un vómito blanco espumoso muy denso como si fuera clara de huevo montada a punto de nieve. Esta espuma no es un vómito real sino que es una secreción traqueal que se produce cuando hay inflamación.

 

¿Qué es la tos de las perreras?

Estos resfriados están producidos por un virus que se replica en la mucosa del cuello y causa inflamación de las vías aéreas altas. Al ser un tejido inflamado es fácil que las bacterias que se encuentran de manera habitual en el tracto respiratorio proliferen y causen infecciones secundarias. Debido a la inflamación, también pueden aparecer décimas de fiebre y malestar y, en algunas ocasiones, podría desencadenar en una neumonía.

¿Cómo se diagnostica?

En el protocolo de diagnóstico de esta enfermedad es importante realizar una buena exploración física con una auscultación meticulosa para detectar afectación pulmonar.
Se hace uso de la radiografía digital para profundizar más en las patologías que producen tos y que pueden ser más graves.

 

Tratamiento

La tos de las perreras suele ser una enfermedad leve, autolimitante (que se cura sola) pero que puede ser muy alarmante por el propietario y puede tardar tiempo en desaparecer. A menudo los profesionales administran antiinflamatorios y antibióticos (en caso de que se complique con infección bacteriana o sea la causa) para mejorar el bienestar del paciente. Se recomienda hacer reposo y evitar situaciones de estrés.

 

Prevención

Existen en el mercado vacunas para combatir esta enfermedad aunque, hasta el momento, su eficacia es reducida. Lo más aconsejable es que en épocas donde suelen haber brotes se eviten zonas de aglomeración de perros como los pipicans.

Si aparecen síntomas como los que hemos descrito se recomienda que un veterinario revise su mascota.

Para más información nos puede llamar al 93 759 15 70 o venir a ver en la Carretera NII km 643 de Cabrera de Mar. En el Hospital Veterinario Garbí estamos las 24 horas del día los 365 días del año a disposición de sus mascotas.